divendres, 27 de juliol de 2012

Un mes de felicidad





Primero quiero pediros perdón por haber tenido tan desatendido en blog, pero entre los preparativos de viajes, casa, habitación... y ya después con el peque en casa,... el tiempo libre es algo que escasea, jajaja
Hoy hace justo un mes que recogimos a Pol de la casa cuna, sin mirar atrás. Él, con sus grandes ojos negros quería ver todo lo que le rodeaba, pero no miraba atrás...
Este mes ha sido un regalo. El nostre petit somni, es por fin, una realidad. Una realidad, mucho mejor que lo que nunca nos atrevimos a soñar.
Me siento plena y feliz, tan feliz, que ha veces me asusta pensarlo, no sea que pase algo malo que rompa esta felicidad.

A mi pequeño: Gracias por dejarnos ser tus papis, por ponernoslo todo tan facil y hacer que este mes haya pasado volando y que no recuerde las noches de desvelo y angustia pasadas durante todo el proceso. Pasaría por todo una y mil veces mas, para llegar al momento exacto en el que estamos ahora.

A vosotros, mi familia bloguera, gracias por estar ahí cuando tanto os necesité, gracias, gracias y mil veces gracias. Intentaré entrar cuando pueda y actualizar mas a menudo, lo prometo. A los que teneis a vuestros peques en casa, sabeis de lo que hablo, a los que esperais, no dudeis ni un segundo, porque todo llega y cuando lo hace, es tan maravilloso, que todo merece la pena.

Un besazo enorme de una mamá feliz.